Bollywood: cómo la India es el mayor productor mundial de cine

Bollywood: cómo la India es el mayor productor mundial de cine

Ya hace años que el podio de la producción cinematográfica internacional se mudo de las colinas de Hollywood a los arrabales de Bombay. La corona de industria cinematográfica más prolífica lleva años en manos de Bollywood, el sobrenombre con que se conoce a la industria del celuloide de la India. ¿Cuáles han sido los motivos por los que la India se ha convertido en el país en que se producen más películas al año? ¿Qué razones están detrás de su éxito?

La India es un país tremendamente grande y en términos demográficos un auténtico gigante con más de 1.200 millones de personas. La Unión Europea de los 28 solo cuenta con unos 500 millones de habitantes. Además, las características socioeconómicas de la población india hacen que el cine tenga mayor penetración social que la televisión o Internet. Para disfrutar de una película solo hay que pagar la entrada, para ver la televisión o acceder a la red es necesario un dispositivo que normalmente está fuera del alcance de la mayoría de las familias.

Bollywood (que se refiere principalmente al cine producido en Bombay, pero no exclusivamente ya que existen estudios en otras ciudades del país) produce unos 900 títulos al año. En el país se venden del orden de 4.000 millones de entradas a un precio medio de 2 euros. Sin embargo, existen salas de exhibición que ofrecen películas por precios más asequibles a los bolsillos de los millones de indios cuyos ingresos son menores a 2 dólares diarios.

Otra característica del país que contribuye a la gran aceptación del cine es el elevado nivel de analfabetismo. Según el PNUD, en 2012 solo el 62,8 por ciento de la población sabe leer. El cine, mediante su lenguaje audiovisual es un entretenimiento accesible a cualquiera.

Así, el cine es uno de los productos de ocio y cultura de mayor predicamento en la India. Pero la propia composición variopinta del país ha obligado a la industria cinematográfica a adaptarse. Por ejemplo, las películas suelen rodarse sin grabar el sonido que es añadido a posteriori en las distintas lenguas oficiales del país.

Otra de las cuestiones que Bollywood ha tenido que desarrollar es la narrativa y la temática características de su producto. Quien haya oído hablar de las películas indias sabe de sus coloridos bailes y de las tramas amorosas que suelen ser el patrón general con que se ruedan estos filmes. Las danzas son un elemento muy apreciado por los espectadores indios y se han convertido en un fenómeno social que desde Occidente, con su habitual arrogancia, se ha parodiado en series como los Simpson.

Esta temática romántica, tremendamente inocente, sirve para cautivar a un público no estratificado. Las películas de Bollywood son para toda la familia y se disfrutan en grupo, otro de los puntos que ha sabido explotar mejor.

El auge de Bollywood está empezando a tener repercusión internacional. Hollywood ya ha dado algún paso (el más evidente, Slumdog Millionaire) para absorber productos indios y aprovechar su tirón. Pero su principal repercusión internacional pasa por la expansión de la distribución de películas made in Bollywood a través de la diáspora India en países como el Reino Unido, Sudáfrica o de la región del Oriente Medio.

Bershka online: comprar bolsos y zapatos desde la comodidad de tu casa

Bershka online: comprar bolsos y zapatos desde la comodidad de tu casa

No hay que aguantar colas, ni tráfico, ni perder tiempo en los probadores. La venta online de ropa es uno de los comercios electrónicos que más crece y uno de los servicios que más valoran los internautas. Desde la comodidad del salón de casa, se puede ver la última colección otoño-invierno de cualquier gran tienda. Y a cualquier hora.

El gigante español Inditex, que, a pesar de la crisis económica, continúa creciendo en positivo, ha encontrado en Internet un socio que eleva anualmente sus ventas. El grupo ya opera por Internet en 24 países (Rusia es el último en incorporarse) y continúa con la expansión de sus marcas en la red. Bershka es una de esas marcas. Con presencia en 14 países, la web presenta un diseño limpio, dinámico e intuitivo. La línea de hombre y mujer se divide en secciones que facilitan la búsqueda y que muestran todos los productos que ofrece la cadena. Una vez seleccionado el producto, un total de cinco fotografías permiten comprobar en detalle cómo es cada artículo. Además, se puede buscar la disponibilidad en cualquier tienda de España con un simple click.
Asimismo, el portal de Bershka hace las veces de personal shopper, sugiriendo al usuario posibles combinaciones. Una guía de tallas para acertar con la elegida completa la funcionalidad del website, sumada a cuatro pestañas que facilitan los detalles del artículo (color, talla y disponibilidad), los cuidados, el envío y la devolución. Es decir, todo lo que el consumidor debe saber antes de realizar su pedido.

El menú de cuidados aporta una sencilla explicación de la composición del artículo y de cómo debe tratarse la prenda. El envío detalla que la recogida en tienda es gratuita y, como la gran mayoría de los comercios online, ofrece dos posibilidades de envío: estándar (con un coste de 3,95 euros aproximadamente) y express (5.95 euros aproximadamente).

A pesar de que los costes de envío podrían ser más competitivos, pagar un precio un poco más elevado se compensa con la rapidez en el envío. Se tarda entre uno o dos días laborables en disfrutar de los zapatos y del bolso que se ha comprado en el caso del envío express; y entre dos o tres días laborables, en el caso del estándar. Un desembolso que el usuario se puede ahorrar si dispone cerca de su localidad de una de las más de 250 tiendas que hay de Bershka en toda España (más de 900 en todo el mundo).

Las no siempre justas políticas de reembolso es el principal inconveniente que suele disuadir a los compradores de las tiendas online. En este caso, agrada comprobar que son fáciles y gratuitas. En la pestaña de devolución, el usuario encontrará una guía que informa de las condiciones: la devolución se debe realizar en el plazo de 30 días desde la fecha del envío y es gratuita en cualquier tienda de España. Y lo más interesante para el consumidor: si la recogida se solicita desde el domicilio, no tendrá ningún coste.

Salir de compras por internet

Salir de compras por internet

Aglomeraciones, colas, empujones, cargar con bolsas, pelearse por el último artículo que está en la estantería, todo esto que hasta ahora hacia insufrible una intensa jornada de compras, ha pasado a la historia.

Hace años era impensable salir de tiendas y encontrar las mejores ofertas sentados desde el sofá de nuestro salón, con un apetecible refresco a nuestro lado o un café bien calentito, sin embargo y gracias a todas las posibilidades de internet esto es ya una realidad que los más listos ya saben disfrutar.

No es algo novedoso, pero si es ya algo habitual entre los consumidores, la comodidad de recibir las compras en tu casa, de la pantalla de tu ordenador a tu casa, el no tener que esperar colas interminables para pagar, o buscar el producto que deseamos con solo un par de clicks y sin tener que dar vueltas y vueltas entrando y saliendo de tiendas, además de otras muchas otras ventajas hace que los compradores no duden en adquirir todo tipo de productos desde la pantalla de su ordenador y las reseñas de Google.

Además promociones y ofertas que solo tienen validez online hace que con los tiempos que corren no dudemos en ahorrarnos unos euros si además tenemos todo tipo de comodidades.

Entre los detractores de este tipo de comercio están aquellos que no se fían de los productos al no poder verlos hasta recibirlos en su propio domicilio, esta suele ser la incertidumbre fundamental en la primera compra que realizamos en la red, sin embargo si la experiencia es satisfactoria lo más habitual es que la repitamos.

A veces la incomunicación o la incertidumbre de saber quién hay detrás de ese producto o a quien se lo estamos comprando, genera también una desconfianza que impide realizar la compra de manera satisfactoria, y más si la respuesta de atención al cliente no es todo lo rápida o aclaratoria que debiera ser. El no conocer la calidad del producto, puede que pensemos que se trata de un fraude, más cuando las ofertas y promociones hacen que el precio sea mucho más rebajado que en una tienda física.

Está claro que es un tipo de comercio que no atrae por igual a todas las personas, según sus gustos o necesidades, pero ya sabes si quieres evitar las compras de última hora propias de las navidades, o bien conseguir las mejores ofertas incluso fuera del período de rebajas no dudes en sacar tu tarjeta de crédito y ponerte a ver los muchos escaparates y tiendas que te ofrece la red.