Salir de compras por internet

Salir de compras por internet

Aglomeraciones, colas, empujones, cargar con bolsas, pelearse por el último artículo que está en la estantería, todo esto que hasta ahora hacia insufrible una intensa jornada de compras, ha pasado a la historia.

Hace años era impensable salir de tiendas y encontrar las mejores ofertas sentados desde el sofá de nuestro salón, con un apetecible refresco a nuestro lado o un café bien calentito, sin embargo y gracias a todas las posibilidades de internet esto es ya una realidad que los más listos ya saben disfrutar.

No es algo novedoso, pero si es ya algo habitual entre los consumidores, la comodidad de recibir las compras en tu casa, de la pantalla de tu ordenador a tu casa, el no tener que esperar colas interminables para pagar, o buscar el producto que deseamos con solo un par de clicks y sin tener que dar vueltas y vueltas entrando y saliendo de tiendas, además de otras muchas otras ventajas hace que los compradores no duden en adquirir todo tipo de productos desde la pantalla de su ordenador y las reseñas de Google.

Además promociones y ofertas que solo tienen validez online hace que con los tiempos que corren no dudemos en ahorrarnos unos euros si además tenemos todo tipo de comodidades.

Entre los detractores de este tipo de comercio están aquellos que no se fían de los productos al no poder verlos hasta recibirlos en su propio domicilio, esta suele ser la incertidumbre fundamental en la primera compra que realizamos en la red, sin embargo si la experiencia es satisfactoria lo más habitual es que la repitamos.

A veces la incomunicación o la incertidumbre de saber quién hay detrás de ese producto o a quien se lo estamos comprando, genera también una desconfianza que impide realizar la compra de manera satisfactoria, y más si la respuesta de atención al cliente no es todo lo rápida o aclaratoria que debiera ser. El no conocer la calidad del producto, puede que pensemos que se trata de un fraude, más cuando las ofertas y promociones hacen que el precio sea mucho más rebajado que en una tienda física.

Está claro que es un tipo de comercio que no atrae por igual a todas las personas, según sus gustos o necesidades, pero ya sabes si quieres evitar las compras de última hora propias de las navidades, o bien conseguir las mejores ofertas incluso fuera del período de rebajas no dudes en sacar tu tarjeta de crédito y ponerte a ver los muchos escaparates y tiendas que te ofrece la red.


Los comentarios están cerrados